Pararrayos: Precauciones a tomar contra caída de rayos y sobretensiones

Las tormentas electricas fuerte podrían ocasionar daños en sus sistemas eléctricos, equipos y electrodomésticos e incluso, ocasionar la muerte a cualquier persona que esté desprevenida. Generalmente, se recomienda apagar computadores, celulares, radios y GPS, puesto que podrían atraer la electricidad, y alejarse de las ventanas. Un Sistema Integral de Protección contra Descargas Atmosféricas ó Sistema Integral de Protección contra Rayos,  protegen ante la posibilidad de sufrir impacto directo de un rayo.

Está conformado por:

a)     El Sistema de Protección Externa: Terminal Aéreo o de Captación (uno o varios pararrayos, generalmente fabricados en cobre), Bajantes y la Puesta a Tierra.

b)   El Sistema de Protección Interna: Dispositivos de Protección contra Sobretensiones, redes equipotenciales y redes de apantallamiento.

c)    El Sistema de Prevención (alarmas y procedimientos).

Es importante tener en cuenta que las sobretensiones ocasionadas por los rayos deben viajar a lo largo de todo el sistema de la distribución eléctrica de la edificación: Desde los paneles de dispositivos de protección automáticos, hasta los mismos supresores de picos a los que pueden estar conectados sus equipos eléctricos. En tal sentido, la calidad de los productos que se usen, será fundamental.

Al respecto, el cobre juega un papel fundamental en cada uno de los componentes mencionados anteriormente por su gran capacidad de conducción de energía, resistencia, duración y que a su vez, contribuye a la rápida de dispersión de corrientes de fugas o de fallas. Los pararrayos, bajantes y sistemas de Polo a tierra elaborados en cobre requieren de características y dimensiones que deben ser previamente estudiadas y determinadas por un profesional del área eléctrica, teniendo en cuenta el tipo de edificación o estructura en donde se requiere instalar.

Es importante que la empresa dedicada a la instalación y revisión de sistemas contra descargas atmosféricas realice una inspección no sólo técnico-visual, sino con los instrumentos y herramientas adecuadas que le permitan comprobar el buen estado de los conductores eléctricos, su aislamiento, la operatividad de los interruptores automáticos y el sistema de polo a tierra (PAT).

Fluctuaciones en la electricidad y apagones:

La caída de tensión que se da en un apagón es perjudicial para los equipos eléctricos, en especial los que funcionan con motor, como las neveras, las lavadoras y los aires acondicionados. Los apagones frecuentes y el reinicio de los equipos al regresar la electricidad, genera sobretensiones y/o sobrecorrientes en el sistema, especialmente, por las corrientes de arranque de los motores, además del calor acumulado, lo que bien podría desencadenar una elevación de temperatura que al acumularse puede llegar a quemar un electrodoméstico.

De presentarse un apagón, es recomendable que se desconecten los aparatos eléctricos y que se espere un tiempo prudencial para reconectarlos cuando regrese el flujo eléctrico. También, es primordial tener las manos totalmente secas al desconectar o apagar algún equipo y estar pendiente de goteras que puedan ser causadas por la lluvia ó posibles entradas de agua que caigan sobre las conexiones para evitar así, cortocircuitos o descargas eléctricas que puedan ocasionar que la persona se electrocute.

Así mismo, para proteger equipos y artefactos, no olvidemos poner una cubierta que evite el ingreso de la lluvia y los chorros de agua y polvo. Revisemos con detenimiento las lámparas y los tomacorrientes que van en los patios y jardines, incluso, los conductores eléctricos que estén expuestos a la llovizna también deben llevar una cubierta protectora, pero es mucho mejor que vayan al interior de la vivienda a través de una canaleta.

Siempre hay que tener presente que luego de una tormenta, vendaval u otro fenómeno de la naturaleza de este tipo, el tendido eléctrico puede verse afectado por los vientos, ramas, caídas o por los mismos rayos. Al menor descuido, un transeúnte puede entrar en contacto con algún cableado eléctrico o estructura energizada, causándole una grave descarga eléctrica, ya que en estos casos es común que se desarrollen fugas de electricidad que recorren caminos inusuales. Se recomienda en estos casos, avisar lo más pronto posible, a las entidades encargadas de distribuir la energía eléctrica para que valoren y resuelvan estos inconvenientes.


Consejos:

Contratar a un técnico especializado que realice con cierta periodicidad, monitoreos, revisión y mantenimiento de las instalaciones eléctricas del hogar, especialmente si su vivienda tiene más de 20 años de antigüedad. No juguemos a ser electricistas de nuestro hogar sin saber del tema.

Verificar la correcta instalación y mantenimiento (ajustes, limpieza y continuidad eléctrica) del sistema de puesta a tierra (desde cada uno de los aparatos hasta la tierra) para asegurar protección en caso de fallas. Este procedimiento debe hacerlo personal certificado y con conocimiento del tema.

Para más información contactenos AQUI

Pararrayos SIPA - Venta e instalación de sistemas de pararrayos y sobretensiones.

(011) 4383-43113  info@pararrayos-sipa.com.ar

Los comentarios están cerrados.